Portal Informativo Industrial - Noticias del sector

El miembro de la Agencia Tributaria que ayudó a defraudar a los deportistas extranjeros con 6,3 millones de euros

Un tribunal de Madrid y el fiscal de delitos financieros han arrestado a una organización criminal que estaba defraudando a jugadores extranjeros de fútbol y baloncesto de los clubes españoles en cuanto a posibles devoluciones de impuestos sobre la renta.

Todas las empresas españolas deducen el IRPF, como se conoce al impuesto, de los ingresos de sus trabajadores, pero los extranjeros que no son residentes fiscales en España pueden reclamar la devolución de casi la mitad de este dinero demostrando que viven en otro país.

La estafa funcionó falsificando las firmas de los jugadores y enviando los formularios necesarios a la Agencia Tributaria española para reclamar los fondos que se debían a los deportistas en cuestión.

Según la acusación escrita del fiscal, el plan funcionó entre el 23 de febrero de 2015 y el 28 de noviembre de 2016, y consiguió defraudar 6,3 millones de euros sin el conocimiento de los jugadores de fútbol y baloncesto en cuestión, algunos de los cuales habían jugado en clubes de alto nivel como el Real Madrid y el Barcelona. La estafa fue llevada a cabo por tres abogados, con la ayuda de Leonor Sánchez-Caballero, máxima autoridad de la Agencia Tributaria española.

Sánchez-Caballero utilizó su acceso a los datos fiscales para alertar a los abogados sobre los deportistas extranjeros que habían abandonado los equipos españoles sin solicitar la devolución del IRPF, bien por desconocimiento del derecho, bien porque lo habían olvidado. La máxima autoridad fiscal proporcionó los nombres y datos fiscales de las jugadoras a sus compañeros, quienes falsificaron las firmas de las jugadoras y completaron el papeleo para solicitar el reembolso. Fuentes de la investigación dicen que la red criminal le dio regalos a Sánchez-Caballero y pagó vacaciones para atraerla a buscar posibles víctimas.

En 2015, los abogados solicitaron la devolución de 94.700 euros por falsificación de la firma de un deportista residente en el Reino Unido.

La funcionaria se involucró en la estafa gracias a su ex esposo Juan Ignacio Torrontegui, quien, junto con Julio Lapausa Verdial y Manuel Val Jiménez, es uno de los tres abogados investigados. Según los fiscales, los abogados presentaron a la Agencia Tributaria la documentación falsificada para solicitar la devolución. Esto incluía certificados de residencia y prueba del impuesto sobre la renta deducido por los clubes deportivos, así como los datos bancarios de dónde debe pagarse el dinero. Sánchez-Caballero se encargó de revisar los detalles de las declaraciones de impuestos anteriores de los jugadores, para que la documentación fuera lo más auténtica posible y no sonara ninguna alarma ante la Agencia Tributaria.

El 23 de febrero de 2015, los abogados solicitaron la devolución de 94.700 euros de impuestos falsificando la firma de un deportista, que en este caso era residente fiscal en el Reino Unido, y más tarde ese mismo año, otros 209.896 euros que pretendían ser un jugador residente en Brasil. La red también falsificó certificados de residencia fiscal de Turquía, Uruguay, Rusia, Portugal, Francia y México, así como certificados de retención de impuestos de clubes deportivos como Rayo Vallecano, Getafe y Mallorca. Para apropiarse del dinero, los acusados utilizaron firmas de las consultoras deportivas Lapver y Star Athletes Society.

El tribunal de Madrid y el fiscal de delitos financieros llevan dos años investigando la estafa. En la acusación escrita, el fiscal ha pedido que cada uno de los abogados sea condenado a nueve años de prisión, y que Sánchez-Caballero sea condenado a 11 años y a cinco años de prohibición de ocupar cargos públicos. Además del tiempo en prisión, los acusados también se enfrentan a multas de más de 18 millones de euros.

El fiscal se ha puesto en contacto con los jugadores de fútbol y baloncesto afectados por la estafa, quienes dicen que nunca solicitaron el reembolso ni conocen a ninguno de los miembros de la red criminal.

Añadir comentario